Return to site

Lo primero es lo primero

"La mayoría de nosotros pasamos demasiado tiempo en lo urgente y no lo suficiente en lo que es importante". - Stephen R. Covey

Salmos 119: 2-3 (NVI) - Dichosos los que guardan sus estatutos y de todo corazón lo buscan. Jamás hacen nada malo, sino que siguen los caminos de Dios.

Con la afluencia de medios de comunicación social estamos todos inundados con peticiones a seguir muchas personas, páginas y cosas. Es tan abrumador a veces incluso decidir si desea o debe seguir a esta persona, producto o lugar. Tratar de priorizar quién o qué será más beneficioso para usted puede ser desalentador. Pregunto, ¿Estamos priorizando la urgencia o la importancia? ¿Cuál debe ser nuestra prioridad? ¿Lo primero es lo primero?

Pregunto si a veces las cosas que buscamos y por lo que rezamos se demoran porque estamos priorizando y siguiendo la dirección o guía equivocada. Con tantas cosas, las personas y las responsabilidades clamando por nuestra priorización de atención no es fácil. El versículo de hoy parece proporcionar la fórmula para recibir bendiciones. Esto parece bastante simple, guardar los estatutos de Dios, buscarlo con todo su corazón, no hacer ningún mal y seguir sus caminos.

Para mí esto significa conectar primero con Dios todos los días, ser obediente a su palabra y someterse y entregarse a su voluntad para mí. ¿Esto suena fácil? De ninguna manera como todos sabemos que algunas de las cosas que se nos pide hacer parecen imposibles. Sin embargo, el versículo de hoy nos asegura que somos bendecidos cuando guardamos los estatutos de Dios, lo buscamos con todo nuestro corazón, no hacemos ningún mal y seguimos sus caminos. Lo primero es lo primero. Les animo hoy a reflexionar sobre el salmo 119: 2-3. ¿Qué significa esto para usted?

Querido Dios,

Gracias por el recordatorio de que buscarte, seguirte y no hacer mal es la clave para las bendiciones. Ponerte a ti primero. Ruego que todos sus hijos recuerden que sus leyes y decretos les proveen el camino perfecto así a ti, alegría eterna y muchas bendiciones. Te pido en el nombre de tu hijo Jesús. ¡Amén!
 

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK