Return to site

Obediencia

La obediencia es un acto de fe; la desobediencia es el resultado de la incredulidad. -Edwin Louis Cole

Filipenses 4: 6-7 (NTV) – No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Alguna vez haz orado por obediencia? Nunca pensé que en mi vida adulta estaría orando por obediencia. Manteniendo las cosas reales, la rebelión siempre se siente mejor, pero la sabiduría ensena que me llevará por el camino equivocado. Bueno, adivina qué, oraciones contestadas (sonríe). Pregunta y recibirás. A primera hora de la mañana recibo la devocion diaria "Daily Hope" con el pastor Rick Warren con el siguiente título "La obediencia conduce a la paz". Algunos de ustedes ya adivinaron lo que dije". No puedes inventar esto.” (sonríe)

Reflexionando sobre este título, ¿estaba pidiendo obediencia, la fuerza para no preocuparme o simplemente para la paz? El texto que siguió en este devocional diario tocó un punto clave. Hablaba de "si te sientes abrumado o confundido acerca de una decisión que estás considerando, probablemente estés atrapado en ti mismo y no escuches la voz de Dios. El texto continuó recordándo que Dios no es un Dios de desorden sino de paz (1 Corintios 14:33 NVI). Él no es el autor de la confusión. Entonces, si te sientes confundido, ¿adivina qué? No es la voz de Dios lo que habla en tu vida. "¿Alguien puede decir, OUCH " conmigo? Sí, Dios está lleno de bromas. (No dude en consultar el Daily Hope de hoy con Rick Warren para leer el resto del mensaje de hoy http://pastorrick.com/devotional/spanish).

El mensaje y la lección aprendida creo que es, para obedecer verdaderamente, debemos disminuirnos y aumentar a Dios. Considere esto cada vez que se sienta confundido o abrumado, que voz está escuchando; ¿el suyo, el de otra persona o el de Dios? La escritura de hoy es un recordatorio para que no te preocupes por nada; en cambio, ora por todo. Dile a Dios lo que necesitas y agradécele por todo lo que ha hecho. Entonces experimentarás la paz de Dios, que excede cualquier cosa que podamos entender. Su paz guardará sus corazones y mentes mientras viva en Cristo Jesús.

Querido Dios,

Gracias por el recordatorio de no preocuparme por nada, en su lugar, ore por todo. Que mejor disminuirme y aumentarte a ti. Rezo para que todos tus hijos descansen tranquilos y no busquen otra voz más que la tuya. Que no pasen por confusión, abruma de sus sentimientos, y solo tu paz que sobrepasa todo entendimiento les cubre. Pido esto en el nombre de tu hijo Jesús. ¡AMÉN!

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly